La economía familiar es una de las principales preocupaciones de los dos miembros de la pareja desde el momento en el que comienzan su vida en común, una preocupación que es aún mayor cuando llegan los hijos, ya que se ven en la necesidad de estirar los sueldos para llegar sin problemas a fin de mes.

Aunque sepáis planificar perfectamente vuestras cuentas, nunca vienen mal unos consejos de economía familiar:

economia-familiar-para-hacer-frente-al-futuro1- A principios de mes destina una parte del dinero para cada actividad concreta: alimentación, ropa, gasolina, ocio…

2- Reserva una pequeña parte del presupuesto para posibles imprevistos, cuando hablamos de la economía familiar siempre surgen.

3- Si la economía familiar de vuestro hogar lo permite reservad proponeos ahorrar cada mes una cantidad determinada, tendréis una reserva por si algún día surge algún problema más grave.

4- Uno de los mejores  consejos de economía familiar es que tratéis de reducir vuestros gastos fijos. Procurad no abusar del agua, la luz o el teléfono, veréis como a final de mes la economía familiar os lo agradece.

Los últimos tiempos no son precisamente de bonanza económica, por eso aunque hasta el momento no hayáis tenido problemas en este sentido, es más importante que nunca que sigáis los  consejos de economía familiar más a rajatabla que antes.

Para muchos la alimentación es un aspecto de la economía familiar intocable, algo donde no es posible ahorrar. Aunque estamos de acuerdo en que la alimentación es lo último en lo que se debe escatimar, uno de los  consejos de economía familiar que te podemos dar en este sentido es que intentes conseguir vales descuento y promociones, te ayudarán a ahorrar adquiriendo los mismos artículos.

Mejora tu economía familiar

Estamos pasando por un momento económico muy complicado y por ello es fundamental llevar una buena administración de la economía familiar y `por qué no, conseguir ahorrar.

Para ello,  primero debemos ser conscientes de cuáles son nuestras limitaciones económicas, es decir, nuestros ingresos reales mensuales en el hogar, esto es, si vives sólo, pues tus ingresos, si vives en pareja el de ambos.

A continuación te presentamos algunos consejos útiles para reducir gastos:

Disminuir el consumo de agua: es bastante sencillo ahorrar rápidamente, instalando filtros en los grifos o cerrando un poco la llave de paso.

Disminuir el consumo de luz: Contratar la potencia adaptada a sus necesidades de consumo, aislar la casa, hacer un consumo razonable de las luces y del aire acondicionado o comprar electrodomésticos más eficientes.

Controlar el teléfono: todo empieza analizando el gasto y tomando medidas, y preguntándose si de verdad nos compensa que nuestra compañía nos “regale” un nuevo móvil a cambio de atarnos con un contrato mucho más caro que la competencia. También merece la pena leer la comparativa de tarifas de móviles que publicamos recientemente.

Consumir menos gasolina: no correr, tener una conducción fluida, no cargar nada prescindible en el coche, vigilar la presión de los neumáticos, usar el coche solo cuando es necesario, o tener el mantenimiento al día.