Habiendo sido propietario y gerente de varios restaurantes a lo largo de varias décadas, creo tener cierta credibilidad para darte el siguiente valioso consejo.

Es bien sabido que a la hora de planear la instalación de un restaurante o de un establecimiento en el área de servicios de la industria alimenticia, la principal preocupación es mantener los costos al mínimo nivel.

Entre estos costos tenemos, además de los gastos de operación, los costos de mantenimiento así los activos. En este rubro consideramos todos las inversiones que tengan que ver con la compra de mobiliario, utensilios y accesorios para optimizar la funcionalidad del establecimiento.

Son tantos los detalles a considerar aún antes de siquiera comenzar a edificar o rentar que a veces la tarea se antoja titánica y sé muy bien que aunque parece que es un tiempo que se podría considerar ocioso, no lo es.

A largo plazo, los beneficios de tomar en cuenta con antelación todos los detalles relacionados con el costo-beneficio de los accesorios son bien remunerados.

En este artículo, vamos a platicar sobre un producto en particular de extrema importancia en el manejo de una cocina. No es ningún secreto que si hay algo que puede complicar e incluso paralizar el funcionamiento de un restaurante en hora pico es la falla en el área de lavado de trastes.

calentador-de-agua

La importancia del agua caliente en un restaurante.

Para que se puedan lavar cientos de trastes varias veces al día de manera efectiva en el menor tiempo posible, es necesario que se cuente con un buen abastecimiento de agua caliente. El agua caliente es necesaria para muchas cosas pero primordialmente para dos asuntos:

  • quitar la grasa de manera efectiva
  • desinfectar los cubiertos y platos para prevenir enfermedades

Habiendo tantos platillos en un menú, es de esperarse que los platos estén manchados de diversas sustancias, entre ellas mucha, mucha grasa. Lavarlos con jabón no siempre es la mejor solución así sean estos comercialmente anunciados como quitamanchas.

El agua cálida es en estos casos el mejor aliado para hacer este trabajo de manera eficaz. Sucede lo mismo con la esterilización de los trastos. El agua a altas temperaturas  mata todo tipo de gérmenes y bacterias que de otra manera permanecerían aún después de lavados.

De esta manera podemos ver el rol que el agua caliente desempeña en el perfecto funcionamiento de un lugar donde se manejan alimentos y bebidas.

Por lo tanto es muy importante que el suministro de agua caliente venga de una fuente confiable de muy buena calidad. Un calentador de agua de marca Rheem es lo mejor que puedes adquirir en el mercado mexicano.

Así es que ya lo sabes, siempre dedícale un tiempo a la planeación y compra de los accesorios para tu establecimiento.